×

¿Qué estás buscando?

Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia


Jornada de reflexión y análisis crítico de la historia reciente

La última dictadura cívico-militar eliminó las garantías constitucionales y violó los Derechos Humanos de forma sistemática.

Como en todas las actividades culturales, en la musica hubo listas negras, censura, encierro, exilio y muerte.


A 46 años del golpe de estado
NUNCA MÁS

Este año compartimos el testimonio de la música Marián Farías Gómez* 
 

Testimonio de Marián Farías Gómez:
 
Recordar el 24 de marzo de 1976 y sus consecuencias es algo que no debemos, ni quiero, olvidar. Ese día estaba en un bar con Caito, mi guitarrista, esperando para dar una nota en Radio El Mundo (donde hoy se encuentra Radio Nacional); eran aproximadamente las 2 de la mañana cuando de golpe escuchamos un sonido desconocido muy fuerte. Caito salió para ver qué sucedía, y al regresar me dijo preocupado: “Son tanques de guerra, se dirigen hacia la Casa Rosada”. Enseguida fuimos hacia la radio, un sereno nos abrió la puerta indicándonos que entremos rápido, y cuando caminamos hacia el estudio escuchamos la frase tan temida: “Comunicado Número Uno…”. Entonces comenzó algo inimaginable: estado de sitio, la presidenta fue detenida, las radios y los canales de televisión fueron intervenidos, y los argentinos tuvimos la certeza de que esta vez sería peor. Lamentablemente no nos equivocábamos. 

Detallar las cosas horribles que pasaron sería redundante. Basta con mencionar algunos hechos: 30.000 desaparecidos, guerrillas, familias destruidas por el proceso, y nosotros los artistas (músicos, cantantes, actores, poetas, escritores, plásticos, titiriteros), todos los que de alguna manera habíamos trabajado en función del pueblo, incluso con diferentes ideologías políticas, comenzamos a ser perseguidos. Empezaron prohibiéndonos en los sitios donde íbamos a actuar. Allí llegábamos y los dueños de los teatros, centros culturales, boliches, nos decían: “No nos permiten que cantes aquí”. Hasta pusieron bombas para amedrentarnos. Horacio Guarany, Nacha Guevara, Cipe Lincovsky, Norman Brisky, Héctor Alterio, Lautaro Murúa y Luis Politti fueron los primeros en tener que irse del país, amenazados por el gobierno militar. Mientras que Susana Rinaldi, Alfredo Alcón, María Elena Walsh, Armando Tejada Gómez, Hamlet Lima Quintana, Los Trovadores, Mercedes Sosa, Huerque Mapu, Marilina Ros, Piero, Pino Solanas, Chunchuna Villafañe y muchos más, fuimos prohibidos simplemente por estar del lado del pueblo. Así lentamente comenzó el éxodo de cada uno… Y aún hoy Víctor Heredia sigue queriendo saber, como tantas otras personas, dónde está su hermana.

Allá por julio de ese año fatídico fui detenida (todavía me pregunto por qué). Fueron tres días y dos noches espantosas, no me agredieron físicamente pero sí psicológicamente. Cuando me liberaron supe por mi abogado, Julio Aren, que tenía 72 horas para irme del país. Inmediatamente emprendí mi viaje a España, donde estuve cinco años. Pocos meses después mi hermano Chango partió rumbo a Francia y, al año siguiente, ya era considerado “traidor a la patria”. Ambos teníamos prohibido el regreso a la Argentina.

En esa época pensar era “peligroso”. Por ejemplo, las radios censuraron el álbum “Gardel con guitarras” porque, según el interventor de Radio El Mundo, las guitarras eran populares y lo popular subversivo. Pero si la idea era callarnos, se equivocaron. Pues en ese contexto represivo, donde las emisoras pasaban solamente música extranjera, a alguien se le ocurrió permitir que nuestros músicos del rock tuvieran más espacio; tal vez creyeron que esa “musiquita” no haría “daño”. Y ahí fue que Charly, el Flaco Spinetta y todos ellos tomaron la posta y claro, los militares no se dieron cuenta, no los entendieron. Entonces su mensaje fue tan contundente como el de otros artistas que veníamos de diferentes géneros.

Cuando después de muchos años fuimos regresando, nos unimos todos para continuar el mismo camino. Algunos lamentablemente no lo lograron, se fueron antes, pero los que volvimos lo hicimos con más fuerzas para seguir cumpliendo con la tarea de aquellos juglares de antaño: contar por donde vayamos lo sucedido en cada uno de nuestros pueblos.

Fueron casi ocho años de sufrimiento, pérdidas terribles y dolor, mucho dolor. Por eso dije al comenzar que no debemos olvidar. Como cada año, salgamos este 24 de marzo a las calles de todo nuestro país a decir NUNCA MÁS.
                                      
MARIÁN FARÍAS GÓMEZ


*Es una de las cantantes más reconocidas del folclore de nuestro país. Integró el grupo Los Huanca-Huá. Fue una de las tantas artistas forzadas al exilio durante la última dictadura cívico-militar.

 
Canciones prohibidas

En el año 2009 el entonces Comité de Radiodifusión dio a conocer documentos originales sobre la censura a canciones y artistas entre 1978 y 1983. Bajo el rótulo de «Cantables cuyas letras se consideran no aptas para ser difundidas por los servicios de radiodifusión» se incluye un largo listado de canciones que la dictadura consideró no aptas para la sociedad. El listado incluye canciones y artistas de todo tipo y estilo musical, desde letras testimoniales y políticas, hasta de humor y festivas, lo cual muestra el espíritu e imaginario de quienes ejercían el poder en la dictadura.













Compartir en redes

Inamu
Ministerio de Educación
Ministerio de Educación